Buscar en diccionario

Buscar por letra
Cerrar teclado

SALMSON - Definición - Significado

Marca francesa cuya actividad automovilística comenzó en los años veinte. Sin embargo, su nombre ya era conocido en el sector aeronáutico desde el primer decenio del siglo. Entonces, la Société des Moteurs Salmson, fundada por Émile Salmson, construía bajo licencia los motores Canton-Unné en su fábrica de Billancourt. Posteriormente potenciada durante la primera guerra mundial, la empresa se encontró al término de la misma con una plantilla de varios millares de empleados, incluidos los de la fábrica subsidiaria de Lyon, y con una gama de producción que comprendía desde motores de aviación (proyectados por Albert Lory) hasta magnetos.

Émile Salmson desapareció en 1917 y 2 años más tarde sus hijos abandonaron la sociedad. Ésta pasó entonces al ingeniero Heinrich, director de la filial de Lyon, el cual conservó el control de la misma hasta 1952. La reconversión de las instalaciones a la producción civil incluyó junto al sector aeronáutico el automovilístico, organizado inicialmente para la explotación de la licencia del cyclecar británico G.N., que fue fabricado en Billancourt hasta 1922.

El vehículo, proyectado por H. R. Godfrey y A. Frazer-Nash, iba provisto de un motor bicilíndrico, de 1.086 ce (84 x 98 mm), refrigerado por agua, y poseía transmisión por cadena. Su éxito en Francia fue modesto, hasta el punto que indujo a la Salmson a continuar la actividad automovilística con un modelo propio, también concebido como cyclecar, pero con un motor de 4 cilindros. Así entró en producción en 1922 el primer coche de la serie AL, proyectado por el ingeniero Émile Petit. El motor, de 1.086 ce (62x90 mm), monobloque y refrigerado por agua, desarrollaba una potencia de 18 CV a 3.200 rpm y permitía alcanzar 80 km/h.

La serie AL, con modificaciones, continuó fabricándose hasta 1928, pero desde 1925 se adoptó una estructura más propia de automóvil. De este modo, aparecieron el cambio de 4 marchas, los frenos en las 4 ruedas, unas suspensiones más cómodas y la instalación eléctrica de alumbrado.

El mérito de haber dado a conocer el nombre de la marca correspondió en gran parte a André Lombard, primer piloto del equipo deportivo de la Salmson. A él se deben numerosos éxitos de los años veinte, tanto con el antiguo tipo G.N. como con el AL (este último resultó victorioso sobre todo en la versión con motor con 2 árboles de levas en cabeza, de 1.200 ce). Sin embargo, Lombard abandonó la sociedad en 1923 para establecerse por su cuenta y construir pequeños automóviles con características eminentemente deportivas.

Algunos de los motores Salmson de 2 árboles de levas fueron dotados de compresor Cozette (montado por vez primera para el Gran Premio de Miramas de 1926), mientras que en algún otro ejemplar apareció el accionamiento desmodrómico de las válvulas. Las prestaciones más elevadas fueron las proporcionadas por la versión San Sebastián (de la que sólo se construyeron unas 40 unidades), que unía el compresor y el accionamiento desmodrómico. Entre las victorias más significativas, cabe recordar las de su categoría en las 200 Millas de Brooklands (1922, 1923, 1924 y 1925), las 24 Horas de Le Mans (1932) y la Targa Florio (1926), así como la conquista 2 veces consecutivas de la copa bienal Rudge-Whitworth en las 24 Horas de Le Mans (1926-1927 y 1928-1929).

Para competir con el nuevo tipo de 6 cilindros, Petit proyectó en 1928 un S almson de 8 cilindros, de 1.100 ce, con 2 árboles de levas en cabeza, accionamiento desmodrómico y 2 compresores Cozette que podía suministrar 140 CV a 7.200 rpm. Sin embargo, los resultados fueron poco brillantes y, tras esta realización, el proyectista se separó de la Salmson, al no compartir su política de construcción.

A finales de los años veinte, los pequeños modelos de 4 cilindros deportivos de elevadas prestaciones ya habían cumplido su época. La clientela deseaba automóviles más cómodos, silenciosos y confortables. La Salmson abandonó entonces el filón de los AL y presentó en el Salón de París de 1928 el nuevo modelo S 6 de 6 cilindros y 1.630 ce (62 x 90 ce), con 2 árboles de levas en cabeza y cambio de 4 marchas. Sin embargo, este modelo constituyó un fracaso y no pasó del estado de prototipo, sobre todo a causa de su alto precio. La dirección técnica buscó inmediatamente una solución y en 1929 apareció el S 4, de 4 cilindros, que acumulaba la experiencia de construcción de los modelos anteriores: cilindrada de 1.300 ce (65x98 mm), potencia de 30 CV y una velocidad máxima superior a 100 km/h.

En 1931 apareció el S 4 C, con una cilindrada aumentada a 1.465 ce (69 x 98 mm), y en 1935 el S 4 D, de 1.600 ce (72 x 98 mm). El S 4 fue dotado, a partir de la primavera de 1934, con cambio electromecánico Cotal, construido bajo licencia por la propia Salmson, que fue una de las primeras marcas que lo montaron en serie. La versión D poseía suspensiones independientes en las 4 ruedas y una potencia de casi 50 CV. En 1937 apareció el S 4 E, de 2.326 ce (84 x 105 mm), con frenos hidráulicos y encendido por batería.

Las diferentes ediciones de la serie S 4 podían llevar varios tipos de carrocerías, designadas con la letra M: desde la berlina al cabriolet, el coupé e incluso el roadster. Una variante del S 4 D, denominada S 4 DA, apareció en 1937 con cambio Cotal-MAAG y con un diámetro aumentado a 75 mm. En 1938 la producción se ciñó definitivamente al modelo S 4 DA, que luego se convirtió en S 4-61, y al S4E.

Con estas dos versiones, la Salmson reemprendió la fabricación de automóviles después de la segunda guerra mundial y, durante el período 1946-1950, construyó más de 2.000 coches. También durante aquellos años, la marca intentó volver a las competiciones deportivas, pero dicha iniciativa duró poco tiempo. En 1951, el modelo S 4 E apareció con la nueva denominación de Randonnée; la única novedad consistía en una carrocería de línea más moderna. Sin embargo, faltaban nuevos conceptos inspiradores y la sociedad se debatía entre grandes dificultades financieras tras el cierre del departamento aeronáutico, que había contribuido a sostener económicamente todo el complejo empresarial hasta el estallido de la guerra.

Hacia la mitad de los años cincuenta se realizaron los últimos intentos por renovar la producción. Aparecieron algunos automóviles denominados GS, pero en realidad sólo se trataba de una variante del Randonnée. Finalmente, en febrero de 1957 la actividad automovilística cesó y las instalaciones pasaron a la Renault.

Etiquetas: s
estrellaestrellaestrellaestrellaestrella4.5 / 5 - Basado en 1 opiniones
Tu valoración: estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Ver coches de segunda mano
Nuevo buscador de coches