Buscar en diccionario

Buscar por letra
Cerrar teclado

SELLADORES - Definición - Significado

Productos químicos, compuestos normalmente por polímeros, que se utilizan para unir elementos diversos mediante el relleno del espacio intermedio que existe entre ellos.

Un sellador desarrolla dos funciones principales. La primera consiste en garantizar la impermeabilidad del sistema constituido por los dos elementos unidos entre sí. La segunda debe permitir los movimientos relativos entre ambos elementos sin que se produzcan deformaciones irreversibles en la unión.

Algunos tipos especiales de productos desarrollan una tercera función. Éstos, además de las misiones de los selladores normales, actúan como adhesivos.

En un automóvil existen muchos puntos, especialmente en la carrocería, en los que se precisan operaciones de sellado debido a la dificultad de realizar uniones perfectamente estancas.

Según la forma de presentación y aplicación, los selladores para automóviles suelen ser unas pastas de consistencia media y alta. En el primer caso, los selladores se aplican mediante extrusión con pistolas manuales o con bomba. En el segundo caso, se suministran ya en forma de barras o cintas de sección redonda que permiten una rápida aplicación manual. Sin embargo, pueden suministrarse asimismo en forma de panes para ser aplicados manualmente según las exigencias específicas.

En el caso particular del sellado del circuito de refrigeración, los selladores se presentan en estado líquido y se vierten manualmente en el radiador. Otro ejemplo de selladores en estado líquido es el de los productos de doble función, de bloqueo y de sellado, como el Loctite, empleados para impedir las fugas por los tornillos del cárter.

Entre los productos que han tenido gran difusión en el sector automovilístico cabe recordar los selladores a base de emulsiones o disoluciones de mezclas asfálticas, que se endurecen por evaporación del vehículo acuoso o del disolvente, transformándose en productos sólido-plásticos.

El sector de aplicación más amplio de los selladores es el de las carrocerías. En algunas zonas, como las uniones entre los pasos de rueda y la estructura del piso, ya en la fase de montaje, se distribuye con una bomba a presión un cordón sellador. Se trata de un sellador especial que permite la posterior soldadura, por puntos o continua, de la chapa. En otras zonas, el sellador se esparce con pincel o a mano con el fin de rellenar agujeros y zonas de unión, como las canales laterales de drenaje del agua, los orificios de paso de los cables eléctricos, etc.

Muchos selladores se endurecen al aumentar la temperatura y poseen la característica de hincharse durante la fase de cocción de la pintura en el horno, llenando completamente la unión.

Los selladores o masillas para los órganos mecánicos son tanto de tipo líquido como pastoso. Las zonas de sellado más frecuentes son las relativas al circuito de refrigeración y a aquéllas en que pueden producirse pérdidas de aceites lubricantes. Además del líquido sellador que se introduce por el radiador, en los circuitos de refrigeración se suelen emplear unas pastas con siliconá destinadas a garantizar la estanquidad en las zonas de empalme de los manguitos y de la brida correspondiente a la bomba del agua.

Las pastas con silicona, que pueden adquirirse incluso en tubos, se emplean además en todas las zonas planas en que puedan producirse fugas de aceite. También pueden ayu dar a las juntas situadas en la tapa del diferencial, del cambio y de la culata en los casos en que la hermeticidad sea imperfecta.

Etiquetas: s
estrellaestrellaestrellaestrellaestrella4.5 / 5 - Basado en 1 opiniones
Tu valoración: estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Gestoria Online de Tráfico