Buscar en diccionario

Buscar por letra
Cerrar teclado

PERNO - Definición - Significado

Barra metálica cilindrica roscada (tornillo), que se asegura mediante una tuerca atornillada por el extremo opuesto a la cabeza. El tornillo pasa por un agujero practicado en las piezas que se han de unir: atornillando a fondo la tuerca con el adecuado par de apriete, el vastago del tornillo queda tenso bajo cierta carga, y las partes a unir quedan comprimidas entre la cabeza del tornillo y la tuerca con una carga igual y contraria.

En los automóviles existen centenares de pernos que mantienen unidos los distintos componentes del coche, y transmiten, resistiendo, las cargas debidas al esfuerzo motor, a la marcha en carretera, a los frenazos, etc.

Al objeto de reducir los costes y de simplificar los suministros, la tornillería ha sido objeto de una normalización nacional (UNE) e internacional (ISO) intensiva y exacta. Los fabricantes de vehículos disponen de tablas adecuadas que indican la serie de diámetros, pasos, longitud roscada, longitud total, entre las cuales casi siempre resulta fácil encontrar el tipo de perno adecuado a la función.

Por lo que respecta a los materiales (comúnmente acero) y a sus características de resistencia, las tablas están divididas en distintas clases indicadas con un número o una letra: el número representa una décima de la resistencia a la rotura, mientras que la letra indica otras características (alargamiento, debilitación).

En cuanto a las tuercas, regularmente son seleccionadas de una resistencia inferior al tornillo; pues así aquéllas están siempre menos solicitadas; con ello se emplea un acero menos apreciado, con el consiguiente ahorro.

Con frecuencia, el perno es completado por un órgano antiaflojamiento. A tal objeto se emplean arandelas cortadas (Grover), arandelas cónicas elásticas (Belleville) montadas bajo la tuerca, pasadores de aleta (introducidos en un agujero transversal cerca del extremo del tornillo saliente de la tuerca), insertos de material plástico en la tuerca, agujeros de la tuerca no perfectamente circulares, o bien planos de apoyo de la tuerca granulados. Tales órganos son bastante menos necesarios o útiles de cuanto se cree, y una sobrevaloración de su eficacia es, cuando menos, peligrosa.

Los pernos que no tienen características unificadas se denominan pernos especiales. Ejemplos típicos son los de biela de casi todos los motores; en general son de dos clases:

- de cabeza especial asimétrica, encajada mediante una adecuada mecanización de la base de la biela, que permita el apriete de la tuerca (en la parte del sombrerete de biela) sin tener que ejercer una acción de contraste sobre la cabeza del tornillo;

- de cabeza hexagonal, que se atornilla sobre la cabeza de la biela, y que tiene la particularidad de ser roscado en toda su longitud, con exigencias de tolerancia.

Frecuentemente, los tornillos o los pernos de biela tienen también vastagos de formas particulares, con trechos de diámetros distintos, mayores donde el tornillo actúa de perno de centrado entre cabeza y sombrerete de biela, y menores en el trecho restante, por tener una cierta elasticidad a la flexión, al objeto de adaptarse a los errores de paralelismo entre los planos de bloqueo bajo la cabeza y bajo la tuerca, y de tener un mayor alargamiento elástico cuando se someten a carga.

Etiquetas: p
estrellaestrellaestrellaestrellaestrella0 / 5 - Basado en 0 opiniones
Tu valoración: estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
El automóvil a fondo