Buscar en diccionario

Buscar por letra
Cerrar teclado

MASAS NO SUSPENDIDAS - Definición - Significado

Se denominan así las masas de los órganos que se apoyan directamente sin la interposición de los elementos elásticos de las suspensiones.

Normalmente, están constituidas por: masas de las ruedas, cubos y sus soportes, frenos, estructura del puente y diferencial (si se trata de puente rígido); la mitad de las masas de los muelles, los amortiguadores, un tercio de los brazos de las suspensiones, los semiejes (si las ruedas motrices son independientes) o de la parte oscilante del árbol de transmisión.

La relación entre las masas suspendidas y no suspendidas de un vehículo desempeña un papel fundamental en la estabilidad y en el confort. Para conseguir una buena estabilidad sobre un terreno irregular, es preciso que las ruedas sigan al máximo la forma de éste y que la carga que actúa sobre las mismas sea lo más constante posible. Para realizar estas condiciones, la relación entre las masas, tanto suspendidas como no, debería ser infinita; así, la estructura suspendida podría trasladarse tranquilamente sin notar el efecto de las pequeñas irregularidades, y las masas no suspendidas podrían experimentar aceleraciones verticales de cualquier magnitud sin que las acciones dinámicas consiguientes alterasen la fuerza de adherencia que actúa sobre los neumáticos.

En la práctica, esta condición no puede llevarse a cabo, pero se procura que las masas no suspendidas sean mínimas, de manera que se consiga una regularidad de carga suficiente en los neumáticos con una adecuada flexibilidad de los muelles y un amortiguamiento correcto.

Las suspensiones menos ventajosas son las de puente rígido, debido a la magnitud de las masas en movimiento. Se obtiene una considerable reducción de las masas no suspendidas con la solución de ruedas independientes o bien, si no se quiere renunciar a las ventajas del eje rígido (ruedas siempre verticales y paralelas), con la suspensión De Dion. Otra disminución importante se consigue pasando de los frenos de tambor a los de disco. Se obtienen ulteriores ventajas con la adopción de llantas de aleación ligera y con el desplazamiento de los frenos de las ruedas motrices hasta situarlos junto al diferencial, solución adoptada por algunos fabricantes (Lancia, Citroen y Alfa Romeo), a pesar de que existen mayores dificultades de refrigeración. En los coches de competición se emplean soluciones análogas, incluso para los frenos de las ruedas no motrices.

Los esfuerzos que actúan sobre los amortiguadores y sobre las demás partes de las suspensiones resultan, conservando inalteradas las otras condiciones, proporcionales a la magnitud de las masas no suspendidas. Por ello, actuando solamente sobre los muelles y los amortiguadores, es posible obtener, a veces, una buena estabilidad incluso con masas no suspendidas bastante considerables. Sin embargo, siempre resulta conveniente, para disminuir las solicitaciones durante las sacudidas, aligerar los órganos no suspendidos. A tal efecto, cabe observar que, en los rallies invernales, la adopción de pesados neumáticos antinieve con muchos clavos plantea graves problemas para los esfuerzos en los amortiguadores.

Etiquetas: m
estrellaestrellaestrellaestrellaestrella0 / 5 - Basado en 0 opiniones
Tu valoración: estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
El automóvil a fondo
Nuevo buscador de coches