Buscar en diccionario

Buscar por letra
Cerrar teclado

BERLINA - Definición - Significado

Término genérico que indica el tipo de carrocería de un automóvil normal, cerrada, de 4 o más plazas, y con 4 ó 5 puertas (es decir, con puerta trasera, cuando no se trata de un vehículo station-wagon o familiar). El término tiene su origen en un tipo de carroza de 4 ruedas, construida en 1660 en Berlín por F. Chiesa, maestresala general de Federico Guillermo. Se trataba de un vehículo con 4 asientos dispuestos en dos filas, una frente a la otra, con techo rígido y cristales en las ventanas, y con la importante innovación de la caja suspendida elásticamente sobre 2 largueros. Pequeña en relación con las carrozas que se usaban en la época, pero mucho más confortable, tuvo durante un siglo una discreta difusión y el término berlina, referido a un tipo particular de vehículo construido en Berlín, juntamente con los fiacre, landau, li-mousine y sedán (todos de origen geográfico), alcanzó un significado preciso a partir de la aparición del automóvil, cuando además de las berlinas simples, las berlinas imperiales y las berlinas de viaje, salieron las dobles berlinas y, si la longitud del bastidor lo permitía, incluso las triples berlinas. El término perdió así, en poco tiempo, su significado originario. A este respecto es interesante destacar que el término, indudablemente proveniente de Alemania, sea en alemán totalmente incomprensible, teniendo la palabra Innenlenker como equivalente de «berlina».

En inglés, este tipo de vehículo se denomina saloon y se convierte en América en sedan, o también coach (si sólo tiene dos puertas). En francés, además de berline y sedan, este tipo de carrocería se llama también conduite intérieure (conducción interior), que era un término apropiado, porque evitaba la confusión con otro tipo de carrocería cerrada llamada limousine, automóvil con las plazas de los usuarios cerradas con ventanillas, y el conductor, al aire libre, bajo el techo que se extendía hasta el parabrisas, pero sin la protección de ventanillas laterales y, en los primerísimos tiempos, también sin portezuelas.

La esencia del término (conducción interior) radica en la falta de división entre los asientos anteriores y los posteriores, y que lógicamente no se puede aplicar a automóviles con 2 puertas. Sin embargo, la necesidad de distinguir la conducción interior (vehículos guiados por el propietario) de los automóviles que separaban al chófer del propietario se ha perdido con la evolución económica y social, que ha hecho muy raros los automóviles con división (la cual ha desaparecido, no hace mucho tiempo, incluso en los taxis). (*Carrocería.)

Etiquetas: b
estrellaestrellaestrellaestrellaestrella5 / 5 - Basado en 1 opiniones
Tu valoración: estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Nuevo buscador de coches