Buscar en diccionario

Buscar por letra
Cerrar teclado

ACONDICIONADOR - Definición - Significado

Aparato que permite variar la temperatura y la humedad de un ambiente, dentro de límites prefijados.

La producción industrial de acondicionadores, entendidos en el sentido moderno, es decir, con utilización de un ciclo frigorífico de compresión, es relativamente reciente. En efecto, el primer acondicionador para uso doméstico fue introducido en el mercado por la General Motors en 1986, mientras que los primeros acondicionadores para automóviles no aparecieron hasta 1940, montados sobre los modelos Packard; estos acondicionadores procedían de los aparatos domésticos, con las modificaciones necesarias para su adaptación a los vehículos.

Sin embargo, la difusión de los acondicionadores para automóviles sólo se ha producido en los años setenta, ya que los casos precedentes se concentraban preferentemente en EE.UU.: en 1958 se fabricaron 443.000 acondicionadores, que equivalían al 9 % de la producción de automóviles del mismo año; en 1969 se llegó a la cifra de 4.639.000, que representaban el 46 % de los automóviles, y en 1972 la proporción ya había dado un giro espectacular, pues el 75 % de los automóviles disponían de acondicionador (68 % de instalación inicial y 7 % de montaje ulterior). En Japón la fabricación de estos aparatos se inició en 1968 y ha experimentado incrementos anuales considerables. Conviene advertir que la instalación de acondicionadores por los fabricantes de diversos países depende de la orientación de las cilindradas, pues tanto por las características técnicas de los aparatos como por su coste parece conveniente efectuar estos equipamientos en los vehículos de cilindrada superior a 1.400 ce. De todos modos, normalmente los fabricantes comienzan ofreciendo la instalación con carácter optativo para coches de cilindradas medias.

El funcionamiento del acondicionador de aire se basa en la propiedad de los fluidos según la cual, al pasar del estado líquido al gaseoso absorben calor, con la consiguiente disminución de la temperatura del ambiente en donde se produce el fenómeno. (Se trata de una experiencia que cualquiera puede realizar, humedeciéndose la piel de la mano con un líquido muy volátil, como el éter: su rápida evaporación provoca una clara sensación de frío.)

El fluido utilizado para el acondicionador de aire es el freón 12, substancia muy volátil, que a presión normal y a temperatura ambiente se presenta en estado gaseoso. Un manómetro de mínima interrumpe el funcionamiento del acondicionador en caso de presión inferior a la de funcionamiento. El freón es llevado a alta presión por acción de un compresor movido mediante correas por una polea solidaria con el cigüeñal. Una válvula isobárica, colocada en la entrada del compresor, regula la presión máxima del gas para impedir que por causas fortuitas, como la mala ventilación, la presión pueda alcanzar límites elevados peligrosos. El aumento de la presión provoca un incremento de la temperatura del freón, que llega así al condensador: una especie de radiador colocado delante del de la instalación

GRUPO EVAPORADOR DEL ACONDICIONADOR

El fluido refrigerante (freón 12). que el compresor somete a presión suficiente para que pase al estado liquido, se vaporiza en el grupo evaporador al absorber calor: asi enfria el aire del habitáculo y le extrae también parte importante de su humedad

de refrigeración del motor. En ése el fluido, al enfriarse, se condensa (pasa al estado líquido). Un interruptor térmico pone en funcionamiento el ventilador cuando la temperatura del freón supera 55-60 "C. El líquido después es limpiado por un filtro, que retiene asimismo las partículas de agua, que podrían congelarse y bloquear la válvula de expansión.

El freón líquido atraviesa la válvula de expansión, donde experimenta una contracción brusca, que hace disminuir la presión; así pasa al evaporador y al vaporizarse refrigera sensiblemente el serpentín. Después el freón es aspirado por el compresor e inicia un nuevo ciclo.

Dos electroventiladores a tres velocidades aspiran el aire caliente y húmedo del habitáculo y lo hacen circular por las aletas del evaporador. El aire se enfría y pierde un cierto porcentaje de humedad, que se condensa en gotas de agua que son recogidas en una cubeta y sacadas al exterior del vehículo mediante un tubito. El aire refrigerado y deshumidifi-cado, siguiendo la acción de los electroventi-ladores, penetra en el habitáculo por los orificios de ventilación. La temperatura del interior del coche es regulada por un termostato graduable.

Para el acondicionamiento del habitáculo de un automóvil hay que mantener las ventanillas cerradas. Otra cuestión es la de los olores. En efecto, la misma transpiración del cuerpo y el eventual humo de los cigarrillos de los pasajeros producen olores que tienden a permanecer en el ambiente: de ahí la necesidad de abrir de vez en cuando (sólo durante unos segundos) una ventanilla mientras sigue funcionando el acondicionador. También es conveniente abrir alguna ventana antes de finalizar un viaje, para evitar el cambio brusco (incluso de más de 10 °C) de temperatura, a veces peligroso para la salud de los pasajeros.

Finalmente, conviene recordar que, con una regulación adecuada, el acondicionador es también útil en las estaciones de temperaturas medias, para eliminar el exceso de humedad que se forma en el habitáculo, especialmente en los días lluviosos.

Etiquetas: A
estrellaestrellaestrellaestrellaestrella0 / 5 - Basado en 0 opiniones
Tu valoración: estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
El automóvil a fondo
Nuevo buscador de coches