Buscar en diccionario

Buscar por letra
Cerrar teclado

SUBVIRAJE - Definición - Significado

Comportamiento en las curvas de un vehículo cuyas ruedas delanteras adquieren derivas mayores que las de las ruedas traseras; en este caso, las primeras deben girar siempre un ángulo mucho mayor respecto a la tangente a la trayectoria seguida por el vehículo. Este comportamiento es normal en los vehículos cuyo baricentro está desplazado hacia delante, y es el que los proyectistas tratan de conseguir en la marcha para que al aumentar la carga no se produzca un excesivo sobreviraje. Un pequeño subviraje determina que la conducción sea más fácil y descansada, puesto que la maniobra de aumentar el ángulo de viraje en curva es, dentro de ciertos límites, más inmediata e instintiva que la del contraviraje.

Debe tenerse en cuenta además que, puesto que al intentar girar en una curva el vehículo está siempre en equilibrio subvirador (ya que la fuerza centrífuga actúa primero sobre las ruedas delanteras y después sobre las traseras), mantener en la parte delantera derivas mayores en toda la curva evita una inversión de la tendencia (paso del comportamiento subvirador al sobrevirador) la cual, aunque es gradual, haría la conducción mucho más pesada. Esto puede decirse especialmente de los vehículos con un gran ángulo de deriva, en los cuales a las variaciones del equilibrio corresponden transiciones muy largas con grandes variaciones del cámber de las ruedas delanteras. En los vehículos de tracción delantera, la tendencia subviradora es debida a la repartición de las cargas desplazadas hacia delante; esta tendencia es exagerada en los casos en que el propulsor está en voladizo (hacia delante) en el eje delantero.

Aprovechando la acción del motor sobre las ruedas delanteras es posible también aumentar o reducir (y a veces invertir) el comportamiento subvirador. De hecho, al acelerar se aumenta la parte de adherencia disponible utilizada longitudinalmente y, como consecuencia, se disminuye la lateral; además, se provoca una transferencia de carga hacia el eje trasero, que adquiere una mayor adherencia y, por tanto, reduce aún más su deriva (el efecto subvirador aumenta).

Por el contrario, al decelerar se obtiene un efecto frenante de las ruedas motrices delanteras y se descarga el eje trasero en favor del delantero: la deriva delantera disminuye (en virtud de la mayor carga), mientras que la trasera aumenta. El comportamiento resultante es un subviraje mucho menor, que algunos denominan erróneamente sobreviraje. Se dice, en este sentido, que son vehículos que se «conducen con el acelerador».

En definitiva, la curva recorrida tirando aumenta el subviraje, mientras que la retención lo reduce. En este último caso, si la reducción se produce introduciendo las marchas cortas, o si el firme de la carretera está mojado o es de tierra batida, puede producirse a alta velocidad una pérdida de adherencia del eje con una inversión incluso brusca del comportamiento y la creación de un subviraje excesivo e imprevisto.

Este tipo de maniobra se aprovecha habitualmente, en las competiciones, recurriendo incluso a técnicas más complejas, utilizando dirección y frenos, cuando deben recorrerse curvas de radio muy pequeño en relación con la batalla del vehículo; en los rallies es obligatorio en los vehículos en que el subviraje obligaría a efectuar, incluso con el volante completamente girado, una trayectoria muy ancha.

Etiquetas: s
estrellaestrellaestrellaestrellaestrella0 / 5 - Basado en 0 opiniones
Tu valoración: estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Ver coches de segunda mano
El automóvil a fondo
Nuevo buscador de coches