Buscar en diccionario

Buscar por letra
Cerrar teclado

OVALIZACIÓN - Definición - Significado

Deformación característica de las camisas de los cilindros debida al desgaste irregular de la superficie interior que, después de un largo período de funcionamiento, adquiere una forma oval en vez de la circular.

Los empujes laterales a que está sometido el pistón durante su movimiento son dirigidos perpendicularmente al eje del bulón y del cigüeñal y en sentido contrario al movimiento; esto produce unas solicitaciones y, por tanto, unos desgastes concentrados en la zona de las solicitaciones máximas. Por este motivo, la falda del pistón es muchas veces más larga en las zonas de empuje que en las próximas a los agujeros del bulón.

El empuje lateral del pistón no es constante a lo largo de toda la carrera y difiere en los 2 sentidos; por este motivo, la ovalización nunca es muy pronunciada en la zona central, aproximadamente a mitad de carrera, donde el pistón alcanza las mayores velocidades. Lógicamente, la ovalización es mayor en el lado solicitado durante la fase de expansión.

Para eliminar o disminuir este inconveniente, en los grandes motores marinos se usa el sistema de biela-manivela con cruceta que elimina los empujes laterales y permite el empleo de pistones de doble efecto; en los grandes motores lentos se halla también difundida la utilización de bielas relativamente largas, técnica que es permitida por el reducido régimen de rotación. En los motores más pequeños y rápidos, como son los automovilísticos, puede obtenerse un resultado parcial descentrando los cilindros respecto al cigüeñal; sin embargo, esta disposición requiere el empleo de bielas relativamente larcas y plantea problemas dimensionales y de equilibrado.

Una reducción del valor máximo de empuje lateral se obtiene más fácilmente mediante el descentrado del bulón, es decir, desplazando su eje en la dirección del empuje máximo.

Cuando la ovalización del cilindro alcanza valores apreciables (diferencia entre 2 diámetros, a 90° entre sí, superior a 0,05 mm), los segmentos no consiguen garantizar una retención perfecta a lo largo de las paredes, y el paso del aceite a la cámara de combustión crece con un aumento del consumo de lubricante proporcional al número de revoluci-nes del motor. El mismo problema se plantea cuando el desgaste, aunque no implique ova-lización, es sensiblemente diverso a lo largo de una misma generatriz del cilindro; o bien, haciendo descender un comparador por la camisa se encuentran diámetros diferentes. En este caso, los segmentos son sometidos rítmicamente a un trabajo de contracción y de expansión que conduce a un bombeo real del aceite a la cámara de combustión.

Etiquetas: o
estrellaestrellaestrellaestrellaestrella3.4 / 5 - Basado en 5 opiniones
Tu valoración: estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Ver coches de segunda mano
Nuevo buscador de coches