Buscar en diccionario

Buscar por letra
Cerrar teclado

LLANTA - Definición - Significado

Es el elemento de la rueda sobre el que se aPoya y monta el neumático. La llanta está a su vez unida al eje del vehículo mediante el disco de la rueda o con una serie de radios. La estrecha interdependencia entre el elemento elástico, en contacto directo con la carretera y su correspondiente alojamiento, obligatoriamente rígido (puesta ya de manifiesto en los numerosos modelos ideados para fijar aros de caucho macizo y semineumáticos a las ruedas de los antiguos carruajes y de los velocípedos), explica cómo junto a la evolución del neumático se produce generalmente la de la llanta. Conviene advertir que, por extensión, sobre todo en el lenguaje deportivo, la voz llanta se utiliza como sinónima de neumático, especialmente en algunos países latinoamericanos. La primera llanta propiamente dicha para automóviles, que permitía el montaje y desmontaje del neumático, fue la llanta con talones, que apareció a principios de siglo. Tomó la denominación de los neumáticos homónimos, cuyos talones en forma de gancho (para quedar sujetos a los bordes de la llanta) eran retenidos en su alojamiento por la presión de inflado.

Con la indroducción, alrededor de los años veinte, de los neumáticos con llantas metálicas y talones inextensibles, surgieron las llantas straight side, con base plana y bordes laterales (figura 2), con función de retención de los talones y no de enganche. A causa principalmente de su peso y precio, fueron substituidas por llantas acanaladas de una sola pieza y bordes tubulares para neumáticos de tipo balón.

La llanta bibendum, con acanaladura excéntrica respecto al eje de rotación de la rueda, fabricada en Francia por la sociedad Mi-chelin en 1927, constituye una variante proyectada para hacer más difícil la salida del neumático fuera de la llanta, en caso de su desinflado (figura 4).

Las llantas acanaladas se emplean todavía, pero han experimentado continuas transformaciones; al mismo tiempo que se disminuía el diámetro de montaje, se aumentaba la sección de los neumáticos, se reducía la presión de inflado y se aumentaba la velocidad de los vehículos. Las llantas se hacían cada vez más anchas, y sus bordes, que antes eran tubulares, ahora son abiertos; la base del talón, que era plana, posee ahora una conicidad de 5o; la acanaladura, especialmente en las de mayor tamaño, se ha desplazado respecto al plano medio, tomando una posición asimétrica en lugar de central (figura 5).

Las partes características de las llantas acanaladas, ilustradas en la figura 5, son:

- Las pestañas, cuya función principal consiste en retener los talones de la cubierta, sobre todo en lo que se refiere al empuje axil a que están sometidas a causa de la presión de inflado. Sus flancos verticales se acercan hacia la base de apoyo de los talones, mientras que el extremo libre debe ser adecuadamente redondeado para permitir el alojamiento correcto de los talones y facilitar el montaje de la cubierta.

- La base de apoyo de los talones, generalmente cónica (5o de conicidad) para permitir, además del apoyo en sentido radial, un apriete adecuado que garantice una unión estable entre la cubierta y la llanta, y una mejor retención del aire en Las tubeless. La anchura de la base debe ser tal que, para todas las medidas de cubiertas admitidas para su montaje, el extremo interior de los talones del neumático no sobresalga de la base, lo cual podría originar el pellizco de la cámara de aire.

— La acanaladura o garganta, dentro de la cual deberán poder encontrar alojamiento los talones de la cubierta al efectuar el montaje y el desmontaje. Para que estas últimas operaciones resulten más fáciles es necesario que se cumplan algunos requisitos: la profundidad del canal debe ser superior a la altura de las pestañas, de manera que puedan ser supéralas sin dificultad por los talones de la cubierta; la anchura de la acanaladura debe ser suficientemente amplia; los flancos de la acanaladura deben estar inclinados hacia el centro de la garganta unidos a las bases de apoyo y al fondo con un adecuado radio de acorde, con el objeto de facilitar el deslizamiento de los talones. El fondo de la garganta es la parte de la llanta que generalmente se fija al disco de la rueda o a los radios por medio de soldadura, remachado o roscado.

- El agujero de la válvula, para la salida y alojamiento de manera estable de la válvula, cuya libre accesibilidad es indispensable para el inflado y desinflado de los neumáticos. Debe estar situado en el centro del flanco de la llanta y estar dirigido hacia el exterior del vehículo y generalmente tiene un diámetro nominal de 11,5 mm (en algunos casos se admite un agujero de 16 mm). Sus bordes deben estar redondeados para no perjudicar la válvula.

El conjunto de los contornos interiores de las citadas partes constituye el perfil de la llanta que, al tener que garantizar la inter-cambiabilidad de montaje de los neumáticos, incluso de marcas y medidas diferentes, está perfectamente definido por cotas y tolerancias normalizadas. Estos datos deben ser recogidos y publicados, en forma de tablas, por los distintos organismos de normalización a nivel internacional (I.S.O.), europeo (E.T.R.T.O.) y nacional (C.U.N.A., D.I.N., T.R.A., etc.). También las características de las plantillas para el control de la regularidad del perfil y las modalidades que deben seguirse para la medición del diámetro de montaje están indicadas en tablas de normalización especiales.

Algunas variantes del perfil clásico de la llanta se refieren a las diferentes formas proyectadas para retener los talones en su alojamiento e impedir que la cubierta salga fuera de la llanta de manera peligrosa durante el movimiento. Dichos perfiles se emplean sobre todo para llantas tubeless.

Las llantas tubeless, para los neumáticos sin cámara, son esencialmente idénticas a las llantas normales destinadas a alojar cubiertas y cámaras de aire, salvo tolerancias de mecanizado más precisas de algunas de sus partes y una comprobada estanquidad al aire comprimido, incluso en las líneas o puntos de soldadura o remachado. Son idóneas para alojar una válvula especial tubeless que, una vez realizado el montaje, forma un solo cuerpo con la llanta, de manera que impide la fuga de aire entre la válvula y el agujero.

Las dimensiones y el tipo de llanta están grabados en el material y generalmente en una posición tal que sean visibles cuando el neumático está montado. Esto sirve para distinguir la llanta sin efectuar su medición y se indican en el siguiente orden: anchura nominal entre los bordes (valor en pulgadas o en milímetros), letra que caracteriza la serie a la que pertenece la llanta y la altura de las pestañas; símbolo de multiplicación que, además de separar las indicaciones anteriores de las que le siguen, está destinado a distinguir las llantas de una sola pieza; diámetro nominal de montaje (valor en pulgadas o en milímetros); símbolo del tipo de la base de la llanta; la letra S, reservada a las llantas simétricas, es decir, con acanaladura central. Ejemplo: 4}Jx 15H2-S.

Debe tenerse en cuenta que no se ha alcanzado todavía la unificación internacional del grabado de las llantas y de sus correspondientes símbolos, por lo que pueden encontrarse signos diferentes de los enunciados anteriormente.

El material empleado más comúnmente para la fabricación de las llantas es el acero, que, a partir de flejes de grosor y anchura determinados, se dobla y corta según la longitud necesaria, y luego se suelda, se lamina en una o varias fases hasta obtener el perfil deseado, se calibra y, finalmente, se taladra en correspondencia con el agujero de la válvula.

Las llantas de aleación de aluminio, que eventualmente forman una sola pieza con el disco (ruedas fundidas), generalmente se montan en los vehículos deportivos, sobre todo por su menor peso. Para vehículos especiales, de elevadas prestaciones, se emplean otros materiales, como resinas sintéticas reforzadas con fibras de vidrio.

En los vehículos deportivos se emplea también la llanta desmontable, constituida por tres piezas: el disco y los dos lados separados del canal (interior y exterior); esta disposición permite múltiples soluciones y facilita la adaptación a diferentes automóviles y distintos tipos de neumáticos. Estas piezas se unen entre sí, con interposición de juntas especiales, mediante tornillos que se disponen en los vértices de los radios en estrella del disco.

En los vehículos industriales se emplean llantas descomponibles en sectores; de manera que la substitución y la reparación de los neumáticos resultan más fáciles.

Etiquetas: l
estrellaestrellaestrellaestrellaestrella3.67 / 5 - Basado en 6 opiniones
Tu valoración: estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas
Tasamos y compramos tu coche
Compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Ver coches de segunda mano
El automóvil a fondo
Nuevo buscador de coches