Buscar en diccionario

Buscar por letra
Cerrar teclado

EMPAÑAMIENTO - Definición - Significado

Fenómeno característico que se produce sobre las superficies de vidrio o de metal del vehículo en presencia de temperaturas externas muy bajas en relación a las internas. Esto es debido a la condensación del agua contenida en el aire espirado por los ocupantes del vehículo; sobre las superficies transparentes de los cristales se hace visible en forma de minúsculas gotas de agua que, según la magnitud del fenómeno, pueden disminuir o impedir casi completamente la visibilidad al exterior.

El empañamiento puede originarse también por simple diferencia de temperatura entre el ambiente externo y el interno del habitáculo; esto explica por qué muchas veces se encuentran los cristales empañados después de un estacionamiento nocturno, durante el cual se ha registrado una disminución de temperatura. El empañamiento, no sólo depende de la diferencia de temperatura entre los 2 ambientes, sino también del valor de la humedad relativa, de las condiciones superficiales del vidrio, del movimiento del aire dentro del habitáculo y de la disposición e inclinación del cristal. Por todos estos motivos, en determinados vehículos el empañamiento de la luneta resulta mucho más fácil que sobre las otras superficies en las mismas condiciones de temperatura y humedad. El fenómeno no se presenta en los días fríos y secos, pero se manifiesta rápidamente en las jornadas relativamente más cálidas y con mayor grado de humedad. Por otra parte, el empañamiento depende también del número de pasajeros que, por causa de la transpiración, aumentan la humedad en el interior del habitáculo.

En las jornadas invernales y también estivales con notables cambios térmicos entre el día y la noche, si la humedad relativa es elevada, el empañamiento puede tener lugar en el exterior sobre las superficies lisas de la carrocería y de los cristales (en función de su coeficiente de absorción del calor, del tipo de pintura, etc.). La condensación se deposita en forma de rocío y provoca el empañamiento o incluso, en la estación invernal, formaciones de escarcha y hielo. El empañamiento se puede evitar, ya sea variando la velocidad de deslizamiento del aire (con electroventiladores), ya sea aumentando la temperatura de los cristales por medio de resistencias eléctricas (luneta térmica), o bien depositando sobre los cristales adecuados substancias que varíen la tensión superficial de las gotas de agua e impidan la condensación de la humedad. Se trata de substancias tensoactivas a base de sulfo-natos, resinas aniónicas o halogenadas. Tales substancias están normalmente contenidas en pulverizadores o bien en paños embebidos, para una mejor distribución uniforme sobre las superficies internas, limpias y secas de los parabrisas. Su acción dura sólo algún tiempo y, al no ser completamente transparentes, provocan molestos reflejos luminosos, sobre todo por la noche. Se disuelven fácilmente en el agua y, por tanto, se apartan con la simple limpieza del parabrisas.

Etiquetas: e
estrellaestrellaestrellaestrellaestrella4.67 / 5 - Basado en 3 opiniones
Tu valoración: estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Ver coches de segunda mano
Nuevo buscador de coches