Buscar en diccionario

Buscar por letra
Cerrar teclado

BEAN - Definición - Significado

Sociedad británica que inició la fabricación de automóviles al final de la primera guerra mundial, utilizando las instalaciones y mano de obra de las fábricas de municiones de sir George Bean, situadas en Trip-ton y Dudley.

Carente de una auténtica tradición automovilística, la Bean adquirió los derechos de reproducción del coche Perry, ya existente en el comercio antes de la guerra, y lo ofreció de nuevo, con escasas modificaciones, con la designación 11,9 HP. Se instalaron cadenas de montaje, con una capacidad de producción de 50.000 vehículos al año, ambiciosa meta que nunca fue alcanzada. Aún más ambiciosa, aunque totalmente en consonancia con esos proyectos, fue la asociación de la Bean con la British Motor Trading Corporation, sociedad que aspiraba a llegar a ser una especie de General Motors británica. El grupo de empresas hubo de sucumbir durante la crisis económica de 1921, pero la Bean, independizándose nuevamente, logró sobrevivir.

Los primeros Bean 11,9 HP tenían una estrecha (aunque casual) semejanza con el Fiat modelo 501. Durante las dificultades financieras de 1921, ello hizo posible la adquisición de una serie de carrocerías Bean por la Fiat England, que, con escasos retoques, las montó sobre los chasis del 501 que llegaban de Turín. En realidad, el Bean era un vehículo de concepción menos moderna que el 501, con el motor de mayor cilindrada y la culata fundida en bloque (sistema abandonado por la Fiat tras los primeros ejemplares del modelo 501), sólo 2 soportes de bancada, embrague cónico de cuero y cambio de 3 velocidades. Gracias a la eficacia de producción, el Bean 11,9 HP llegó a alcanzar la cota de fabricación de 100 automóviles por semana, pero no obtuvo un éxito resonante, a pesar del precio competitivo, de 395 libras esterlinas, en 1922. Más moderno y considerablemente mejor (aunque ocupara un sector del mercado diferente) era el modelo 14 HP, de 1924, un gran 4 cilindros, de 2.385 ce, con la culata superpuesta, 3 apoyos de bancada y cambio de 4 velocidades. Provisto de pesadas carrocerías de 7 plazas, alcanzaba 85 km/h, por lo que no tardaron en ofrecerse, con carácter optativo, los frenos en las 4 ruedas, que ya en 1925 se fabricaban en serie. También opcionalmente, se ofrecía el sistema de encendido por bobina y batería, que podía substituir al sistema de magneto, de funcionamiento incierto a regímenes bajos.

En 1924 el 11,9 HP fue modernizado y presentado nuevamente, con la designación 12 HP. Los Bean obtuvieron un buen éxito de exportación dentro del Imperio Británico, sostenidos tanto por la preferencia de la Real Casa como por los raids demostrativos realizados por Francis Birtles, quien en 1927 condujo sin ningún contratiempo un 14 HP de Inglaterra a Australia, atravesando la India e Indochina. Poco tiempo después, la difícil empresa no tuvo éxito con un nuevo modelo de 6 cilindros, cuyo recorrido de prueba habría debido constituir el trampolín de lanzamiento comercial. Anulados los programas de producción de este automóvil, se fabricaron muy pocos ejemplares del 18/50 HP, para el cual se había recurrido a un motor Mea dows de válvulas en cabeza, y 2.500 ce, también de 6 cilindros.

Tras haber realizado una serie de motores desafortunados, comenzaron tiempos difíciles para los Bean, ya antes de que se dejaran sentir los efectos de la depresión económica mundial. Sólo se salvó el Short 14 (14 HP, «corto») equipado con el motor del 14 HP, montado sobre el chasis del 12 HP; sin embargo, el Had-field-Bean 14/40, de 1928, constituyó un verdadero éxito.

Abandonado el radiador en forma de pera se adoptó un modelo de arista central (tam bien de hombros redondeados) que se aproximaba bastante a las líneas del Austro Daimler o a las que posteriormente habría de adoptar el Alvis. En 1929 apareció una versión deportiva con motor más potente y carrocería especial forrada con imitación de piel, con la designación 14/70 HP. Debido, ante todo, a las ruedas de radios tangenciales, a primera vista se asemejaba al Lagonda de dos litros, si bien el nuevo Bean no ofrecía idénticas prestaciones. Desde finales de 1929, la Bean limitó su producción a los camiones ligeros, que suspendió definitivamente en 1931.

Etiquetas: b
estrellaestrellaestrellaestrellaestrella4.5 / 5 - Basado en 1 opiniones
Tu valoración: estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas
Gestoría Online de Tráfico
Gestoria Online de Tráfico
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Nuevo buscador de coches