Buscar en diccionario

Buscar por letra
Cerrar teclado

PULIMENTACIÓN - Definición - Significado

Operación manual de acabado superficial que se efectúa en piezas mecánicas obtenidas por fusión o por estampación (en bruto o previamente mecanizadas). No puede efectuarse en serie, ya que requiere operaciones manuales con el empleo de fresas, rasquetas y papeles de esmeril cada vez más finos, hasta obtener superficies especulares. Se recurre a ella únicamente en casos particulares (motores de competición o transformados), pues tiene un coste muy elevado. Las piezas sometidas a pulimentación son, en general, las más solicitadas a fatiga (sobre todo, bielas, cigüeñales y balancines) y las que forman parte de los colectores de admisión y de escape.

De entrada, la pulimentación elimina las grietas superficiales (incluso las provocadas por el mecanizado en máquinas herramientas), de las cuales puede derivar el fenómeno de rotura por fatiga. En efecto, en los motores transformados, el aligeramiento de las diferentes piezas reduce, a veces, la sección resistente de las mismas, que, como consecuencia, resultan más solicitadas y sometidas a peligros de roturas.

En cambio, la pulimentación efectuada en las superficies interiores de los conductos, la culata y los colectores de admisión y de escape tiene como objetivo favorecer el flujo de mezcla fresca y de los gases quemados que los recorren, reduciendo las resistencias provocadas por la rugosidad superficial. Así es posible aumentar la masa de mezcla aspirada por el motor y, por tanto, la potencia desarrollada. (*Preparación.)

Etiquetas: p
estrellaestrellaestrellaestrellaestrella4.5 / 5 - Basado en 2 opiniones
Tu valoración: estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Nuevo buscador de coches