Buscar en diccionario

Buscar por letra
Cerrar teclado

JUEGO DE LAS VÁLVULAS - Definición - Significado

Entre la válvula y la leva, o entre la válvula y el balancín, debe existir siempre un pequeño juego para permitir la lubricación, puesto que las dilataciones térmicas de la válvula (sumadas a las de los empujadores) son superiores a las del bloque y la culata.

Las válvulas de escape requieren un juego mayor que las de admisión, puesto que la corriente que contiene los gases de escape hace que se dilaten mucho más. Por término medio, el juego vale 0,50 mm para las válvulas de admisión y 0,55 mm para las de escape, cuando el mando es directo, y 0,15 mm y 0,20 mm, respectivamente, cuando el mando es indirecto (empujadores y balancines).

Como puede verse, el tipo de mando influye notablemente sobre los valores del juego de los empujadores; cuando el mando es indirecto, la larga cadena cinemática del árbol de levas, situado en el bloque, a las válvulas experimenta dilataciones de sentido opuesto a las rfel bloque y de la culata, por lo que es suficiente un juego menor.

El juego de las válvulas es establecido al hacer el proyecto y se obtiene disminuyendo el diámetro del círculo de la base de la leva. Cada 10.000-15.000 km es necesario comprobar que el juego sea el establecido por el fabricante y, si es necesario, efectuar un reglaje. Dicha operación puede realizarse de varias maneras, según el tipo de mando: cuando el mando es indirecto, se actúa sobre el puntal roscado de regulación, cuando el mando es directo, generalmente se introducen espesores calibrados entre las válvulas y la cazoleta o entre la cazoleta y la leva.

Un juego demasiado pequeño impediría que la tulipa de la válvula llegase a tocar el asiento de la válvula, a causa de la dilatación térmica del vastago; por tanto, no cerraría bien y, no pudiendo disipar a través del asiento el calor que recibe durante el funcionamiento, podría estropearse en pocos kilómetros por excesivo calentamiento. Además, se produciría una falta de compresión.

Pero un valor excesivo del juego daría lugar a una apertura incompleta de la válvula, provocando un llenado o un escape defectuosos. Además, el funcionamiento se haría más ruidoso, puesto que el contacto entre la leva y el empujador no se produciría ya suavemente cerca de la rampa, sino fuera de la misma, provocando un choque y un desgaste pronunciado en la cazoleta.

Etiquetas: j
estrellaestrellaestrellaestrellaestrella2 / 5 - Basado en 1 opiniones
Tu valoración: estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Nuevo buscador de coches