Buscar en diccionario

Buscar por letra
Cerrar teclado

CUÑA (Linea en) - Definición - Significado

Tipo de perfil aerodinámico que se da a algunos automóviles de competición y de turismo. La principal ventaja de un coche dotado de carrocería en forma de cuña consiste en la reducción de los fenómenos de sustentación aerodinámica y, como consecuencia, en la mayor adherencia al suelo de las ruedas motrices y directrices.

Durante el movimiento, si el espacio entre la parte inferior de la carrocería y el suelo es muy reducido, se crea una complicada situación de turbulencia; su principal resultado es que la velocidad del flujo de aire que pasa entre el vehículo y el suelo se reduce, con lo que aumenta la presión de dicho flujo. Al mismo tiempo, el mayor ñujo de aire que existe en la parte superior del vehículo establece una depresión. Esto determina un aligeramiento del vehículo, con la consiguiente pérdida de adherencia de las ruedas.

En los automóviles de competición, el problema que representa dicho fenómeno es esencial. En efecto, en los citados vehículos es indispensable garantizar la posibilidad de descargar al suelo toda la potencia del motor (adherencia de las ruedas motrices) y asegurar la conducción del vehículo (adherencia de las ruedas directrices).

En la solución de dichos problemas se han alcanzado notables resultados adoptando, precisamente, la carrocería en cuña. Ésta, con relación a la forma tradicional de los coches de competición, presenta una área mayor en la sección trasera que, además, se halla inclinada hacia arriba. Estas 2 características, que juntas aumentan el coeficiente de resistencia al avance, contribuyen a aumentar la adherencia de las ruedas motrices traseras. Además, la parte delantera de la carrocería, al estar inclinada hacia abajo, crea un efecto antisustentador sobre el eje delantero mejorando la adherencia de las ruedas directrices.

El coche que inició la serie de los carenados en cuña, fue el Lotus 56, construido para las 500 Millas de Indianápolis de 1968 por Colín Chapman y Maurice Philippe. En 1970, le siguió el Lotus 72 y, también, el McLaren para Indianápolis de 1971, el McLaren M 24 y el UOP Shadow.

Aunque en una forma menos evidente, gran parte de los coches de Fórmula 1 de los años setenta han sido dotados de carrocerías en forma de cuña.

Etiquetas: c
estrellaestrellaestrellaestrellaestrella4.5 / 5 - Basado en 1 opiniones
Tu valoración: estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Nuevo buscador de coches