Buscar en diccionario

Buscar por letra
Cerrar teclado

SALONES DEL AUTOMÓVIL - Definición - Significado

Las primeras exposiciones de automóviles tuvieron lugar, con intenciones publicitarias, en los últimos años del siglo pasado, cuando el automóvil estaba en sus comienzos.

Al principio, estas exhibiciones estaban incluidas en Ferias generales o industriales y ofrecían los pocos ejemplares de «carruajes a motor» que representaban un caso raro en aquel tiempo. Otra ocasión para dar a conocer el nuevo medio de transporte estaba constituida por los Concursos de elegancia, en los que participaban los artesanos carroceros más importantes o los afortunados propietarios de coches. Estas manifestaciones (que duraron hasta los años cuarenta) se transformaron rápidamente en pequeños Salones al aire libre dedicados a los coches fuera de serie. Sin embargo, el limitado público que tomaba parte y la exclusión de los vehículos de serie hicieron surgir los verdaderos Salones del Automóvil, como exponentes de la producción de coches y vehículos industriales.

El primer Salón del Automóvil fue el de Londres de 1896, llamado Horseless Carriage Exhibition, seguido después del que se celebró en París entonces considerada como la capital del automovilismo.

En Italia, el primer Salón tuvo lugar en 1900 en Turín con la asistencia de 2.000 visitantes. Hasta 1913 la ubicación fue alternativamente Turín o Milán, pasando fija a esta última ciudad hasta 1937, y en 1938 se celebró en Roma el llamado «Salón Político», último hasta después de la segunda guerra mundial. En la edición de 1948 el Salón del Automóvil se transfirió definitivamente a Turín.

En España los certámenes del automóvil se han desarrollado siempre en Barcelona. Los 2 primeros se remontan a 1904 y 1912, respectivamente, aunque no contaron para la cronología posterior, quizá debido al reducido ámbito en que se llevaron a cabo. La I Exposición Internacional de Automóviles tuvo lugar en septiembre de 1919. Concurrieron un total de 58 expositores, destacando las marcas españolas Hispano-Suiza, Elizalde, España y otras. Varias revistas de prestigio, como l'Auto, La Vie Automobile, The Autocar, etc., se hicieron eco del certamen, que a pesar de los deseos de sus organizadores no se pudo llevar a cabo anualmente. Este primer certamen se ubicó en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad Condal. La II Exposición tuvo lugar entre mayo y junio de 1922 en el Palacio de Arte Moderno. Entre sus 33.410 visitantes, figuró el rey Alfonso XIII, entusiasta del automovilismo, que clausuró el certamen. La industria auxiliar fue incluida con profusión 2 ediciones más tarde. La V Exposición fue inaugurada por Alfonso XIII en abril de 1927. Las marcas representadas fueron 55. Entre las novedades se citaban el Studebaker y el Whippet, automóviles que por sus características (lujoso el primero y sencillo el segundo) eran una antítesis. Transcurrieron 6 años hasta la VI Exposición que, como las anteriores, estaba organizada por las Cámaras Sindicales del Automóvil. En 1933, en Barcelona había un vehículo por cada 40 habitantes, y la Exposición suponía un marco idóneo para efectuar negocios importantes. Por vez primera estuvieron presentes las marcas alemanas: Opel y DKW. La última Exposición se efectuó en mayo de 1935. Como desde hacía varios años, se ubicó en los Palacios de Arte Moderno y de la Industria. Fue un certamen de gran resonancia internacional; sin embargo, no tuvo continuidad hasta 30 años después de la guerra Civil, cuando en Barcelona, en 1966, se puso en marcha el Sector del Automóvil de la Feria Oficial e Internacional de Muestras, prólogo del actual Salón, que acoge a una industria española recomenzada en 1953 con la instauración de la primera fábrica de automóviles en cadena, en España. Al año siguiente (1967) aún se celebró el certamen como Sector de la Feria, pero en 1968 se inauguró la denominación que actualmente tiene. Claro indicio de la internacionalidad que adquirió rápidamente el Salón Internacional del Automóvil de Barcelona es que en su edición de 1969 ya hubo 497 expositores extranjeros, cifra que se duplicaría al año siguiente. Mediados los años setenta, se rebasaba el millón de visitantes y se alcanzaban los 3.000 expositores. Finalmente, hay que resaltar que dentro del marco del Salón de Barcelona se celebra desde 1966 el Symposium de la Industria del Automóvil, cita de los fabricantes españoles, tanto de la industria principal como de la de equipos y componentes, con la Administración, para tratar de la problemática tanto estructural como coyuntural por la que atraviesa el sector de la automoción en cada momento.

Pasando a aspectos más generales, hay que citar que, ya a partir de 1962, en toda Europa se intensificó el carácter internacional y comercial de los Salones, al liberalizarse las importaciones automovilísticas. El de Turín se convirtió en uno de los más importantes, aparte del de París, que continuó siendo el más universal, dado que al presentarse a finales de año, pasaba a resumir las novedades técnicas aparecidas durante el año. En cambio, el Salón de Ginebra (iniciado en 1905), al desarrollarse en primavera, constituía la primera manifestación importante del año.

En los años sesenta, los Salones disminuyeron sensiblemente su afán publicitario y en general no constituyeron ya la base de lanzamiento de nuevos modelos. De hecho, los principales fabricantes fueron prefiriendo presentar aisladamente a la prensa las novedades propias, reservándose luego para comprobar la aceptación del público a través del éxito obtenido en los Salones. Posteriormente, con el incremento de la producción automovilística, muchos Salones se han convertido en bienales, alternando a veces los Salones para turismos con los de vehículos industriales. Esta solución, adoptada inicialmente en Gran Bretaña, en Bélgica y en Suiza, va siendo imitada por otros países.

Los Salones europteos forman parte de la asociación internacional de constructores de automóviles (B.P.I.C.A.), con sede en París; los norteamericanos, que tienen un carácter netamente nacional y no están ligados a un calendario permanente, se desarrollan bajo el control de la A.M.A.

¿Te ha sido útil esta definición?

Regálanos un +1, haz click en "Me gusta" o Tuitéalo!

¿No es lo que buscabas? Envíanos tu sugerencia o consulta. Enviar sugerencia

Etiquetas: s
estrellaestrellaestrellaestrellaestrella0 / 5 - Basado en 0 opiniones
Tu valoración: estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas
Tasamos y compramos tu coche
Te compramos tu coche

 ¿No sabes de que año es tu coche?
 ▸ Calcúlalo a partir de la matrícula

Salón del automóvil de Ginebra 2017
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
El automóvil a fondo

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros . Al continuar con la navegación acepta nuestra política de cookies. Aceptar