Buscar en diccionario

Buscar por letra
Cerrar teclado

CADENA - Definición - Significado

Órgano de transmisión constituido por elementos rígidos unidos en serie, de manera que formen mallas o eslabones que tengan la posibilidad de girar en torno a un eje común. Se emplea para transmitir el movimiento entre dos ejes paralelos que giran en el mismo sentido. A diferencia de las correas, las cadenas deben disponerse de forma que el lado sometido a tensión sea el superior.

Las cadenas se emplearon mucho en los automóviles para transmitir el movimiento a las ruedas mediante la aplicación de un sistema análogo al que aún se emplea para las motocicletas.

Existen varios tipos de cadenas: Galle, de manguitos, de rodillos, dentadas y desmontables.

Las cadenas Galle están constituidas por pasadores cilindricos unidos entre sí por medio de placas. Al ser de escasa duración y aptas tan sólo para transmisiones lentas, pronto fueron abandonadas por los fabricantes de automóviles.

Las más adecuadas para la transmisión de movimiento son las cadenas de manguitos o Zobel, en las cuales los pasadores son solidarios a las placas exteriores y giran en el interior de unos manguitos unidos a las placas interiores. En general, permiten velocidades de 3-4 m/s, con un límite de unos 12 m/s en caso de transmisión protegida por cárter y lubricada.

Las cadenas de rodillos, empleadas umversalmente, derivan de las Zobel. Aunque más pesadas que éstas, permiten velocidades de 7-12 m/s, ya que los rodillos giran sobre los dientes de las ruedas dentadas, con lo cual reducen el rozamiento; con una lubricación cuidadosa pueden alcanzarse 30 m/s. Frecuentemente se realizan con varias filas de rodillos juntas a fin de soportar cargas considerables incluso con dimensiones limitadas de sus componentes.

Las cadenas dentadas, también llamadas silenciosas, están constituidas por gran número de placas dispuestas de manera que constituyen un dentado interior que engrane con las ruedas dentadas. Esto permite el acoplamiento entre la cadena y la rueda sobre los flancos de los dientes y, por tanto, sin los choques que caracterizan a los demás tipos de cadenas. Para impedir que se salgan de su sitio, estas cadenas suelen ir provistas de placas de guiado a lo largo del eje de la cadena o lateralmente. Poseen la desventaja de ser más pesadas que las cadenas de rodillos, por lo cual han sido substituidas por éstas en los casos de transmisiones a velocidades elevadas.

Las cadenas desmontables, que no se emplean en el sector automovilístico, están formadas por eslabones rectangulares obtenidos generalmente por fusión.

En los automóviles, las cadenas se emplean para transmitir el movimiento del cigüeñal al árbol de levas; generalmente, se emplean cadenas dobles de rodillos, que tienen la ventaja de su gran silenciosidad, y son menos pesadas y caras que las cadenas dentadas. Asimismo, pueden emplearse cadenas para accionar órganos auxiliares.

El Oldsmobile Toronado y el Wolseley 18/85 constituyen dos ejemplos modernos de transmisión por cadena de toda la potencia del motor; en efecto, una cadena silenciosa transmite la potencia desde el convertidor de par al cambio, que se encuentran uno al lado del otro y con los ejes paralelos con objeto de reducir la longitud del grupo motopropulsor.

En 1972, la Borg Warner construyó una transmisión con cuatro ruedas motrices mediante una cadena dentada que engrana con la salida del reductor y con el diferencial central.

Las cadenas sufren, con el tiempo, alargamientos debidos al desgaste, que provocan juegos y desfases en la transmisión, así como un engrane deficiente de los eslabones con las ruedas, con el consiguiente ruido. Los juegos pueden recuperarse por medio de tensores (de rueda o de patín), empleados cuando la cadena es más bien larga. Por lo que respecta al ruido, el único remedio es la substitución de la cadena; en tal caso es necesario controlar el desgaste de los dientes de las ruedas, ya que, si fuese excesivo, estropearía en poco tiempo la cadena.

Con relación a la transmisión por correa, la de cadena presenta la ventaja de una carga menor sobre los soportes (no se precisa una tensión inicial) y de un rendimiento mejor. Por el contrario, presenta vibraciones debidas a las variaciones de la relación instantánea de transmisión, conocidas como «efecto polígono».

En el accionamiento de los órganos de distribución, las cadenas tienden a ser substituidas cada vez más por correas dentadas, que, entre otras cosas, poseen la ventaja de ser silenciosas.

Etiquetas: c
estrellaestrellaestrellaestrellaestrella3.5 / 5 - Basado en 2 opiniones
Tu valoración: estrellasestrellasestrellasestrellasestrellas
Seguro Express
¡Calcula el seguro de tu coche en
tan sólo 30 segundos!
Nuevo buscador de coches