VISCOSIDAD - Definición - Significado

29/04/2011

Una de las características fundamentales de un aceite lubricante, que se indica normalmente para la clasificación de los diferentes productos. La viscosidad es una propiedad absoluta de los lubricantes. Si dos planos paralelos, a una distancia unitaria y separados por un fluido, se mueven uno respecto al otro con una velocidad unitaria, la fuerza tangencial que se ejerce por unidad de superficie sobre cada uno de ambos planos se denomina viscosidad del fluido. La magnitud definida de esta manera es la viscosidad dinámica y se mide en poise (P). Sin embargo, en la práctica analítica, se emplea generalmente la viscosidad cinemática.

La viscosidad cinemática se determina midiendo el tiempo necesario para que cierto volumen de aceite fluya por un tubo capilar bajo la única acción de su peso. En cambio, la viscosidad dinámica se calcula en función de la cinemática mediante la fórmula indicada.

En la práctica, existen varios métodos para la determinación de la viscosidad, todos ellos basados en la medición del tiempo de paso de una cantidad fija de aceite por un capilar de dimensiones conocidas en unas condiciones estándar de temperatura. Entre los viscosímetros más extendidos, cabe recordar los de Ostwald y Engler, este último muy difundido para mediciones de carácter industrial.

Según el método de Engler, la viscosidad se determina como la relación entre el tiempo de paso de cierto volumen de aceite a la temperatura de prueba T y el tiempo de paso de un volumen igual de agua a 20 °C. Debe tenerse presente que es posible calcular las viscosidades expresadas en los diferentes sistemas mediante el empleo de tablas de conversión en las que siempre se toma como referencia la viscosidad cinemática en cSt, ya que esta última magnitud es la que puede determinarse con mayor precisión.

Cuando un aceite lubricante se halla sometido a variaciones de temperatura, su viscosidad aumenta o disminuye según Que su temperatura disminuya o aumente respectivamente.

La magnitud de la variación de la viscosidad se halla relacionada estrechamente con la naturaleza de los aceites de base empleados. Los aceites con base parafínica presentan una variación de viscosidad relativamente baja al variar la temperatura y se denominan aceites de alto índice de viscosidad (HVI).

En cambio, los aceites con base nafténica sufren una variación sensible de la viscosidad al variar la temperatura y se denominan aceites de reducido índice de viscosidad (LVI). Los aceites de alto índice de viscosidad son indicados para todas las aplicaciones en que el aceite, durante el funcionamiento, se halla en condiciones térmicas diversas; por ejemplo, un aceite para motores de combustión interna deberá ser bastante fluido a las bajas temperaturas de puesta en marcha con el fin de evitar una carga excesiva del motor de arranque y fluir de manera suficiente para garantizar la lubricación de todos los órganos en movimiento. En cambio, cuando el motor se halle a la temperatura de régimen, el aceite deberá poseer todavía una viscosidad que mantenga una película protectora suficiente.

Para determinar el índice de viscosidad de un aceite es necesario conocer su viscosidad a 100 y a 210 °F (correspondientes, respectivamente, a 38 y 99 °C). Se compara su viscosidad a 100 °F con la de dos aceites de referencia a los que convencionalmente se les ha dado un valor del índice de 0 a 100, elegidos en unas tablas apropiadas de manera que las viscosidades de los tres aceites a 210 °F sean iguales.

El índice se calcula entonces con la fórmula: IV = 100 (L-t7):(Z,-H) donde U es la viscosidad a 100 °F del aceite en cuestión; L, la viscosidad a 100 °F del aceite con IV = 0, y H, la viscosidad a 100 °F del aceite con IV = 100.

En cualquier caso, en la práctica se emplean unas simples tablas que permiten obtener el índice de viscosidad tanto por debajo como por encima de 100, conociendo la viscosidad cinemática del aceite en cuestión a 100 y a 210 °F. Todo lo dicho al principio referido al índice de viscosidad de los aceites parafínicos y nafténicos merece una precisión. Mientras los aceites minerales de naturaleza nafténica presentan valores que alcanzan frecuentemente el valor 100 pero raramente lo superan, el empleo de aditivos mejoradores puede conducir, como en el caso de los aceites para motores, a lubricantes con un índice de viscosidad muy superior.

¿Te ha sido útil esta definición?

Regálanos un +1, haz click en "Me gusta" o Tuitéalo!

¿No es lo que buscabas? Envíanos tu sugerencia o consulta. Enviar sugerencia

Etiquetas: v
  11866

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros . Al continuar con la navegación acepta nuestra política de cookies. Aceptar