23.6K
2.6K
1406
789
310
usuarios
x
Acceder
Usuario / e-mail:
Contraseña:
Los usuarios pueden dar de alta sus concesionarios o cambiar sus datos si son profesionales, bajar fotos, realizar tasaciones de vehiculos usados, o participar en el foro entre otras muchas ventajas. Registrate Gratis
Busca por letra: A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z
Buscar también en la definición

VENTILADOR - Definición - Significado

29/04/2011
Aparato giratorio que tiene por misión crear una corriente de aire o bien un flujo forzado en un conducto. Está constituido por una serie de palas con formas y disposiciones diversas según que el flujo sea axil (ventilador de hélice) o radial (ventilador centrífugo).
El primer tipo se emplea normalmente cuando se requieren grandes caudales y presiones bajas, como en el caso de una instalación de refrigeración. El segundo se usa para caudales menores y, a veces, en las instalaciones de climatización.
En el proyecto de un ventilador, y en especial en el de los de funcionamiento continuo, un aspecto que siempre se tiene en cuenta es su ruido. En efecto, éste es especialmente sensible en los aparatos de paletas y puede dar origen a un molesto zumbido que acompaña al funcionamiento del motor. Con este fin se construyen a veces ventiladores de diseño insólito con las palas no equidistantes, sino reunidas en grupos.
En las instalaciones de refrigeración de los motores, el ventilador es el dispositivo que asegura la circulación forzada de aire. Éste es enviado al radiador, en las instalaciones que funcionan mediante líquido, y a las aletas del motor en las de aire.
Los ventiladores de refrigeración están constituidos por paletas y, normalmente, van situados por detrás del radiador, aspirando el aire a través de las aletas de éste; en ciertos casos, como en los antiguos Renault o en el Fiat Topolino, el ventilador dirigía el aire contra el radiador (situado por detrás del motor). El ventilador puede ser accionado por el motor (directamente o a través de una transmisión por correa) o movido por un motor eléctrico propio.
Cuando existe una conexión rígida con el motor, la circulación de aire y, como consecuencia, la magnitud de la refrigeración, se hallan subordinadas al funcionamiento del motor y son proporcionales al régimen de rotación de éste. Ello trae como consecuencia el funcionamiento del ventilador incluso cuando su acción es inútil o hasta contraproducente, como durante el período de calentamiento del motor.
Para paliar en parte este inconveniente se han empleado dispositivos electromagnéticos de embrague que pueden bloquear o desbloquear la conexión del ventilador mediante un interruptor sensible a la temperatura del líquido de refrigeración. Con dicho sistema se abrevian los tiempos de consecución de las temperaturas de régimen y se obtiene un ahorro de la potencia que habría sido absorbida por el ventilador (1-2 CV) cuando su acción no fuera necesaria (por ejemplo, durante la marcha a velocidad uniforme).
El método más simple, y el que se ha revelado más fiable, consiste en la adopción de electroválvulas, es decir ventiladores accionados por un motor eléctrico alimentado por la batería. Las ventajas derivadas de dicha solución son varias: eliminación de cualquier tipo de transmisión mecánica del movimiento del motor al ventilador, posibilidad de accionar con un interruptor o un termocontacto su activación (incluso con el motor parado), sencillez de colocación y montaje, y máxima eficiencia del ventilador, que puede dimensionar-se correctamente, ya que funciona a velocidad constante.
En los motores refrigerados por aire con circulación forzada (en la práctica, todos los destinados a automóviles), el ventilador va unido mecánicamente al motor y la regulación de la refrigeración se efectúa variando el caudal de la instalación.
En líneas generales, se emplean ventiladores de tipo centrífugo (por ejemplo, Fiat 126, NSU y Volkswagen) para caudales bajos, y de tipo axil, normalmente entubados (por ejemplo, Porsche), para caudales mayores. En este sector, representó un caso límite el motor Porsche 917/10 Can-Am, en el que la refrigeración se lograba con un solo ventilador; éste, al régimen de potencia máxima (8.000 rpm), gira a 9.000 rpm y proporciona al motor 3.100 1 de aire por segundo con una absorción de 31 CV.
Los materiales con que se construyen los ventiladores son las aleaciones ligeras, la chapa o los materiales plásticos, siendo estos últimos los más empleados para los ventiladores de los radiadores, mientras que para las instalaciones de refrigeración por aire se elige la solución más conveniente en función de las realizaciones específicas.

Etiquetas: v
Visitas: 11671
Compártelo:
Donde aparezca alguna de las palabras
Donde aparezcan todas las palabras
Donde aparezca la frase exacta

v.03.10:0,948
GestionMax

versión móvil

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Aceptar