ROZAMIENTO - Definición - Significado

29/04/2011

Resistencia que se opone al movimiento de los cuerpos y que siempre se halla presente durante el mismo. El rozamiento puede ser interno o externo. El interno se presenta durante cualquier deformación de un cuerpo sólido (elasticidad), de un líquido (viscosidad) o de un gas (resistencia aerodinámica). El rozamiento externo se produce cuando existen dos cuerpos sólidos en contacto, tanto en reposo como con movimiento relativo.

En un automóvil existen rozamientos de diversos tipos. Algunos dificultan su movimiento y se trata de reducirlos, mientras que otros son esenciales para el funcionamiento del vehículo y se trata de aumentarlos. Entre los rozamientos indeseados pueden considerarse:

- La resistencia que presenta el aire al avance del vehículo y que se trata de reducir mediante formas aerodinámicas de las carrocerías.

- El rozamiento correspondiente a los órganos móviles del motor y de la transmisión (cojinetes de fricción, rodamientos, pistones y engranajes), que se reduce con el empleo de materiales que presentan un rozamiento reducido y con el uso de lubricantes adecuados (aceites o grasas).

Un tipo especial de rozamiento es el que presentan los neumáticos, que son sólidos, deformables, y cuyos materiales presentan unos rozamientos internos considerables.

Respecto a los rozamientos que pueden considerarse útiles o indispensables para el funcionamiento de un automóvil es suficiente considerar que:

- En el embrague, el rozamiento se aprovecha para transmitir la potencia del motor al cambio.

- En los frenos, es el que permite que éstos cumplan su función.

- En los amortiguadores, el rozamiento permite frenar las oscilaciones del vehículo.

- En el contacto entre el neumático y el suelo, el rozamiento es esencial para el movimiento del automóvil, ya que se debe exclusivamente a la presencia de rozamiento la posibilidad de que el vehículo avance gracias a la potencia transmitida a las ruedas. Por razones de escasez de rozamiento, un vehículo no puede avanzar cuando se halla sobre superficies particulares, como nieve o arena, por lo cual, en tales condiciones, es preciso aumentar artificialmente el rozamiento entre las ruedas y el suelo mediante el empleo de cadenas o clavos.

Todos los rozamientos, tanto los deseados como los que no lo son, constituyen fuerzas de disipación, es decir, fuerzas que, en cada movimiento, producen un gasto de energía que se debe suministrar continuamente en forma de combustible. Esta energía se degrada y se transforma completamente en calor, que no puede ser aprovechado de nuevo. De esta forma: el aire que atraviesa la carrocería se calienta por efecto de la resistencia aerodinámica; los neumáticos, por efecto del rozamiento de rodadura y de la deformación del caucho; el aceite, al absorber el calor que producen todas las superficies en movimiento; los amortiguadores, al atenuar de forma continua las oscilaciones, etc. El calor producido es proporcional al rozamiento desarrollado; así, en los frenos, donde el rozamiento es (y debe ser) muy elevado, se alcanzan con facilidad temperaturas de 500 e incluso 800 °C.

¿Te ha sido útil esta definición?

Regálanos un +1, haz click en "Me gusta" o Tuitéalo!

¿No es lo que buscabas? Envíanos tu sugerencia o consulta. Enviar sugerencia

Etiquetas: r
  5752

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros . Al continuar con la navegación acepta nuestra política de cookies. Aceptar