PLOMO - Definición - Significado

27/04/2011

Metal de color gris obscuro que está caracterizado por un peso específico de 11,34 kg/dm3 y por una temperatura de fusión baja (327 °C).

El plomo es dúctil y maleable, posee una reducida resistencia mecánica (1,8 kg/mm2) y una dureza Brinell baja (4 kg/mm2). Dichas características son mejores en las aleaciones de plomo y antimonio, con una proporción de este último inferior al 10 %. En la Naturaleza, el plomo se halla presente en la galena (sulfuro de plomo) y en la cerusita (carbonato de plomo).

La principal aplicación automovilística del plomo se refiere a las baterías de acumuladores, que siguen utilizando dicho elemento en una cantidad variable entre 10 y 20 kg, a pesar de que ya se hallan a la venta baterías más ligeras a base de otros metales (hierro, níquel, cinc, plata, etc.).

Los óxidos de plomo encuentran empleo como pinturas protectoras y como antioxidantes. Aleado con el estaño, el antimonio y el cobre, el plomo forma numerosos metales de antifricción, que a veces se emplean en el sector del automóvil para la construcción de los cojinetes de fricción de bancada y de biela.

Han tenido especial interés, por su aplicación como *antidetonantes, los derivados te-traetilplomo (plomo-tetraetilo) y tetrametil-plomo (plomo-tetrametilo). El primero de ellos es un líquido incoloro que hierve en torno a 200 °C y resulta muy tóxico; se añade a las gasolinas para aumentar su número de octano. La principal característica de este producto la constituye su buena solubilidad en la gasolina. Su denominación proviene de que cada átomo de plomo va enlazado con 4 grupos etilo. Su eficacia como aditivo antidetonante fue descubierta en 1921 en los laboratorios de investigación de la General Motors de Ohio. A pesar de los innumerables estudios emprendidos en todo el mundo, todavía no se conoce exactamente el mecanismo por medio del cual desarrolla su acción antidetonante. Probablemente, el óxido de plomo que se origina en la cámara de combustión reduce la formación de compuestos perjudiciales (peróxidos y radicales) en la fase de compresión de la mezcla de aire y combustible, de manera que la combustión se realiza más regularmente cuando salta la chispa. El compuesto suele añadirse a las gasolinas súper en una proporción de 0,4-0,6 g/1. Las gasolinas normales, de las que se requiere un número de octano más bajo, poseen un contenido de plomo inferior. Según los niveles indicados, el tetraetilplomo produce un incremento del número de octano de 6 a 7 puntos. A causa de la elevada toxicidad del producto (no sólo por ingestión, sino también por contacto), las gasolinas que lo contienen están coloreadas y no deben emplearse como disolventes o desengrasantes. En caso de contacto accidental con gasolinas que contengan este producto, es aconsejable un rápido lavado con agua y jabón. El tetraetilplomo se obtiene por reacción de una aleación de sodio y plomo con cloruro de etilo.

El tetrametilplomo es un compuesto antidetonante similar al anterior, en el cual el átomo de plomo va unido a 4 grupos metilo. El empleo comercial de este producto en las gasolinas se remonta a principios de los años sesenta y ha substituido en gran parte al tetraetilplomo. Posee características físicas y propiedades antidetonantes análogas; su principal diferencia consiste en la volatilidad. El tetraetilplomo posee una temperatura de ebullición en torno a 220 °C, mientras que el tetrametilplomo hierve a 110 °C. Esta diferencia en su volatilidad es muy importante, al menos cuando el producto se añade a ciertos tipos de gasolinas, ya que los componentes más volátiles (si están dotados de un número de octano más elevado) pueden reducir el fenómeno de detonación en las aceleraciones. En efecto, en la fase de aceleración, disminuye la depresión en el colector de admisión y se favorece la evaporación de la parte más ligera de la gasolina. Por tanto, se tiene una destilación parcial y, durante algunos instantes, al cilindro solamente llega la parte más ligera de la gasolina.

Muchas de las gasolinas comerciales, especialmente las obtenidas en las refinerías de tipo topping-reforming, aunque poseen un buen número de octano global, tienen su parte más ligera, rica en par afinas, con un número de octano bajo, y la parte pesada, rica en compuestos aromáticos, con un número de octano alto. Por tanto, en las aceleraciones se produce una disminución del poder antidetonante. En cambio, con la adición de tetrametilplomo (más volátil) se aumenta el número de octano de la fracción ligera. De esta forma, la mezcla que llega al cilindro en la fase de aceleración posee una elevada resistencia a la detonación, que elimina el fenómeno del picado. Según la composición de la gasolina, se emplea como aditivo antidetonante el tetrametilo en lugar del tetraetilo. Frecuentemente, se utiliza una mezcla de ambos productos al 50 %.

¿Te ha sido útil esta definición?

Regálanos un +1, haz click en "Me gusta" o Tuitéalo!

¿No es lo que buscabas? Envíanos tu sugerencia o consulta. Enviar sugerencia

Etiquetas: p
  2448

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros . Al continuar con la navegación acepta nuestra política de cookies. Aceptar