23.7K
2.6K
1408
1.081
310
usuarios
x
Acceder
Usuario / e-mail:
Contraseña:
Los usuarios pueden dar de alta sus concesionarios o cambiar sus datos si son profesionales, bajar fotos, realizar tasaciones de vehiculos usados, o participar en el foro entre otras muchas ventajas. Registrate Gratis
Busca por letra: A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z
Buscar también en la definición

LÍQUIDO DE FRENOS - Definición - Significado

21/02/2011
Los líquidos que se utilizan en los circuitos hidráulicos para accionar los frenos de los automóviles son mezclas de poliglicoles y alcoholes a los que se les han añadido aditivos untuosos y antiespumantes. Por su empleo especial, dichas mezclas deben poseer características adecuadas para el principio y condiciones de funcionamiento de la instalación; entre ellas, las principales son:
- escasa compresibilidad para transmitir los esfuerzos lo más rígidamente posible;
- untuosidad elevada, es decir, capacidad lubricante para poder reducir los rozamientos de las piezas que se desplazan (pistones, bomba y bombines de accionamiento) y facilitar un correcto retorno del pedal y de los forros de los frenos;
- escasa agresividad química, en relación con los componentes del circuito (metales y caucho), para reducir la corrosión de los cilindros y la bomba, así como evitar las acumulaciones gaseosas y abolladuras en los conductos;
— baja viscosidad, independiente de la temperatura, para permitir buen deslizamiento y funcionamiento incluso a bajas temperaturas;
- elevado punto de ebullición, para eliminar o reducir el peligro de la formación de burbujas.
Esta última característica ha adquirido gran importancia con las velocidades cada vez mayores y con la difusión de los frenos de disco, por las cada vez más elevadas temperaturas de funcionamiento de los dispositivos de frenado. A título de ejemplo, hasta 1964, la temperatura de ebullición del líquido de los frenos de tambor era de 160 °C, mientras que posteriormente se han llegado a alcanzar niveles superiores de 280 °C, para los líquidos destinados a las instalaciones con frenos de disco. La elección de un líquido en función de la temperatura de ebullición es objeto de investigación, por las diferentes necesidades que se atribuyen a las aplicaciones.
Por su composición química, los líquidos de frenos son muy higroscópicos, y la humedad que recogen del ambiente rebaja notablemente su punto de ebullición; dado que la higroscopicidad es mayor al aumentar la temperatura de ebullición, la elección debe hacerse entre un líquido con punto de ebullición relativamente bajo, pero constante en el tiempo, y un líquido resistente a la ebullición, pero que, al exponerlo a la atmósfera, se degrada rápidamente. Con esta finalidad, debajo de la tapa del depósito algunos vehículos llevan una membrana, para permitir que la humedad contenida en el aire entre en contacto con el líquido de frenos.
Un estudio más exhaustivo de las temperaturas a que está sometido el circuito de frenos ha de permitir la elección de un liquido que no esté sujeto a la formación de burbujas y que no necesite cambiarlos frecuentemente; por el contrario, el empleo de fluidos sintéticos, una vez puestos a punto, podría resolver cualquier problema funcional, aunque posteriormente existiesen nuevos sistemas de instalaciones de frenos.

Etiquetas: l
Visitas: 6467
Compártelo:
Donde aparezca alguna de las palabras
Donde aparezcan todas las palabras
Donde aparezca la frase exacta

v.03.10:1,087
GestionMax

versión móvil

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Aceptar