COJINETE DE RODAMIENTO - Definición - Significado

15/10/2010

Denominado simplemente rodamiento, este elemento, en su forma general, está constituido por: dos anillos, a lo largo de los cuales se mueven los elementos rodantes; los propios elementos rodantes, y un elemento (jaula distanciadora) cuyo objeto consiste en evitar que los elementos rodantes entren en contacto entre sí. Su función consiste en substituir el rozamiento de deslizamiento por el de rodadura.
La idea de esta substitución puede considerarase que se remonta a las primeras civilizaciones. Algunos bajorrelieves egipcios representan el transporte de enormes piedras, destinadas a la construcción de monumentos, que se hacían circular sobre troncos de árbol, que actuaban como rodillos. El hecho de que en la Antigüedad se empleasen rodamientos rudimentarios, queda testimoniado por los restos de una plataforma giratoria procedente de un barco del emperador Calígula, encontrado en el lago Nemi hacia 1930. Dicha plataforma puede considerarse uno de los primeros ejemplos de rodamiento axil, es decir, destinado a soportar cargas dirigidas según el eje de rotación. En el siglo XVIII, en Gran Bretaña se patentó un eje para coches de caballos con coronas de bolas, que rodaban por unas gargantas de sección semicircular practicadas en el propio eje. En el siglo XIX se produjo un continuo desarrollo de aplicaciones y perfeccionamientos de los rodamientos, hecho posible gracias a los progresos paralelos de la metalurgia y de la tecnología.


Los cojinetes de rodamiento pueden clasificarse según la forma de los elementos de rodadura; así, se tienen cojinetes de bolas (bolillas), de rodillos cilindricos, de rodillos cónicos y de agujas.
Asimismo, pueden distinguirse los cojinetes rígidos y los orientables o de rótula, siendo estos últimos capaces de compensar pequeñas desalineaciones de los ejes de sus anillos. Los primeros, en cambio, exigen una rigurosa coaxilidad del anillo interior y el exterior.
Por otra parte, los rodamientos pueden ser abiertos o cerrados, según existan o no obturaciones destinadas a impedir la entrada de Polvo y la salida de lubricante.
Naturalmente, subsiste también en este tipo de cojinetes la clasificación según la dirección de la carga, en radiales, axiles y mixtos.
Con relación a los cojinetes lisos o de fricción, los rodamientos presentan generalmente las siguientes ventajas:
- coeficiente de rozamiento menor, sobre todo durante el arranque; por tanto, son especialmente adecuados para mecanismos con funcionamiento intermitente;
- facilidad de lubricación; en los cojinetes de rodamiento la lubricación se reduce a un control periódico y a una reposición de la grasa lubricante, mientras que los de fricción requieren una aportación continua de lubricante;
- no hay necesidad de rodaje;
- dimensiones menores en sentido axil.
En cambio, sus desventajas son:
- mayor ruido;
- mayor dificultad de montaje;
- mayor costo;
- mayores dimensiones en sentido radial.


Los cojinetes rígidos de una o dos hileras de bolas son adecuados para soportar una componente radial y también un ligero empuje axil. Son los más sencillos y conocidos. Los de dos hileras de bolas poseen, evidentemente, una capacidad de carga mayor. Es imprescindible una coaxilidad rigurosa de los dos anillos. Se emplean en los soportes de los ejes del cambio y en la distribución. Cuando no es posible garantizar la coaxilidad entre ambos anillos se recurre a los rodamientos de bolas, del tipo de rótula.
En los cojinetes mixtos de una hilera de bolas, el contacto entre las bolas y las pistas tienen lugar de forma oblicua con relación al eje del cojinete, en vez de perpendicularmente como en el caso de los radiales rígidos. Los rodamientos de este tipo, sometidos a una carga radial, determinan en los anillos un empuje axil, que generalmente se compensa montando los cojinetes de dos en dos y opuestos. Asimismo se les conoce con el nombre de rodamientos de bolas de contacto angular.
En el caso de contacto angular con dos hileras de bolas, debido a su simetría, el empuje axil se anula; además, para un mismo tamaño, los cojinetes presentan mayor capacidad de carga. Este tipo encuentra aplicación en las ruedas de los automóviles.
En los cojinetes radiales de rodillos cilindricos, los elementos rodantes son rodillos con una relación longitud/diámetro reducida. Poseen una gran capacidad de carga radial y exigen una perfecta coaxilidad de ambos anillos. Cuando se prevé una inclinación del eje con relación al soporte se emplea el tipo de rótula, cuyos elementos rodantes tienen forma de barrilete y cuyo anillo exterior posee una pista de rodadura con una superficie esférica. Se emplean en los cambios de velocidades y en las transmisiones.


Los cojinetes de agujas poseen los elementos constituidos por anillos cilindricos con una relación longitud/diámetro muy elevada. En algunos casos tan sólo puede emplearse el conjunto agujas-jaula distanciadora, por lo cual las agujas ruedan directamente sobre el eje y su soporte. Este tipo de cojinetes se hallaba muy extendido entre los coches deportivos de antes de la segunda guerra mundial para los cojinetes de biela, mientras que en la actualidad sólo se emplea para las bielas de los motores de motocicleta.
Los cojinetes de rodillos cónicos poseen elementos rodantes en forma de troncos de cono, siendo ambas pistas de rodadura cónicas. Debido a su forma, dan lugar a un empuje axil, incluso si la carga es exclusivamente radial. Por dicho motivo se montan por parejas, con sus conicidades opuestas, de forma que queden equilibrados los empujes axiles. Se emplean para los soportes de los diferenciales.
Los rodamientos axiles son del tipo de bolas, de rodillos cónicos o de agujas. Son capaces de soportar exclusivamente empujes axiles. Se aplican en los embragues. Los anillos y los elementos rodantes se construyen con aceros caracterizados por su elevada dureza.
Al igual que todos los órganos mecánicos, también los cojinetes de rodamiento han sido objeto de continuas innovaciones, que han conducido a la construcción de nuevos tipos, como los introducidos por la SKF. Estos últimos se denominan genéricamente rodamientos de la segunda generación y de la tercera generación, caracterizándose respectivamente por el hecho de que el anillo exterior o ambos anillos van provistos de bridas, a diferencia de los rodamientos tradicionales. Permiten tener un número de piezas menor, un montaje más simple, un peso menor y un costo total también menor. Su empleo resulta especialmente ventajoso en los grupos de cojinete y cubo de la rueda; en efecto, en el caso de la segunda generación, el anillo exterior, dotado de brida, actúa de cubo, y en el caso de la tercera generación, el anillo interior es solidario de la rueda y el exterior va unido al montante de la suspensión.

¿Te ha sido útil esta definición?

Regálanos un +1, haz click en "Me gusta" o Tuitéalo!

¿No es lo que buscabas? Envíanos tu sugerencia o consulta. Enviar sugerencia

Etiquetas: c
  3993

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Aceptar