BANDA DE RODADURA - Definición - Significado

01/09/2010

NOMENCLATURA DE UNA BANDA DE RODADURA

Es la banda exterior de caucho que circunda a la armadura o carcasa del neumático y destinada al contacto con el suelo. La reducida porción de la banda de rodadura que se apoya en el pavimento (superficie de la huella) constituye el único elemento de enlace entre el vehículo y la carretera, mediante el cual se desarrolla el complicado proceso de ''adherencia.

Con el transcurso del tiempo, la banda ha sufrido profundas tranformaciones vinculadas a la historia del automóvil, los perfeccionamientos introducidos en la construcción de carreteras y los avances registrados en todas las ramas de la técnica que, de manera directa o indirecta, afectan a la experimentación de los neumáticos.

De los primeros ejemplares macizos, casi lisos, estrechos y de perfil redondeado, ha ido pasándose paulatinamente a las actuales bandas de rodadura que, en ciertos casos, pueden presentarse con características dia-metralmente opuestas. En efecto, los primeros debían desempeñar primordialmente la función de proteger el neumático contra los pinchazos y cortes producidos por el accidentado firme de la carretera, que por entonces solía ser de simple tierra apisonada, y no precisaban poseer otras propiedades (como las de adherencia al suelo y resistencia al desgaste) más que en proporción con las limitadas velocidades y los modernos pares motores y de frenado de los vehículos de la época. En los segundos, debido a las elevadas capacidades de prestación de los modernos automóviles y al tipo de carreteras que permiten desarrollarlas, se han multiplicado las necesidades, aumentando con ellas la importancia y especificidad de las funciones encomendadas a la banda de rodadura.

El material utilizado para la elaboración de la banda de rodadura consiste en una amalgama de substancias, o «mezcla», capaz de oponer resistencia a la abrasión, los cortes y el desgarro; además, debe desgastarse de manera lenta y regular, incluso al utilizarla a unas temperaturas relativamente elevadas. La composición de los ingredientes empleados en las mezclas tiene para los fabricantes un carácter reservado, si bien suelen utilizarse:

- elastómeros sintéticos, caucho natural o mezcla de ambas substancias (componentes básicos dotados de notables propiedades de elasticidad);

- cargas de refuerzo: negro de humo (resistencia al desgaste);

- plastificantes: ácido esteárico, aceites minerales, resinas, ceras, etc. (para facilitar las operaciones de fabricación);

- agentes protectores: aminas, negro de humo, parafinas, etc. (que impiden la degradación prematura del caucho, oponiéndose principalmente a la oxidación del aire, y sobre todo del ozono, así como a los efectos de la luz;

- agente vulcanizante: el azufre (que provoca la vulcanización del caucho);

- acelerantes: substancias diversas que permiten acortar los tiempos de vulcanización.

Durante la construcción del neumático, la mezcla, en forma de banda de material crudo de contorno y dimensiones prefijados, se coloca y adhiere sobre la carcasa, para someterla al proceso de vulcanización, que habrá de conferirle las características fisicoquímicas propias de la banda de rodadura, una vez terminada.

La faja que reproduce transversalmente el contorno de la banda de rodadura recibe el nombre de perfil: pudiendo ser éste más o menos convexo, plano y con sus bordes laterales, u hombros, de cantos vivos o redondeados.

El perfil con hombro redondeado introducido durante los años cincuenta mejora el rendimiento y la conservación del neumático, así como la estabilidad del coche en las curvas; mejora las cualidades de comodidad propias del neumático y facilita el manejo de la dirección al superar pequeños desniveles del terreno (carriles del tranvía, que han dado lugar al reconocimiento del fenómeno denominado efecto de carril).

El dibujo de la banda de rodadura reproduce exactamente el del molde de cocción y se realiza por estampación en caliente durante la vulcanización. Dicho dibujo puede ser simétrico o asimétrico respecto al plano medio del neumático. El dibujo simétrico es el más generalizado; el asimétrico queda reservado para ciertos tipos de neumáticos en los cuales es más acuciante la necesidad de adecuar el diseño a las funciones específicas que la dinámica del movimiento atribuye a la banda de rodadura y al costado del neumático orientados, respectivamente, hacia las partes interior y exterior del vehículo. La posición de montaje de los neumáticos con banda de rodadura asimétrica se indica normalmente en los costados de la cubierta.

El dibujo de la banda de rodadura se dice que es irregular cuando no resulta idéntico a todo lo largo de la circunferencia; los resaltes tienen dimensiones distintas en relación con un arco determinado, repitiéndose el trazado hasta cubrir toda la banda. El dibujo irregular permite realizar una marcha silenciosa, al evitar posibles fenómenos de resonancia sonora entre el período de martilleo de los resaltes sobre el terreno y el propio de las vibraciones de la carrocería.

El diseño de la banda de rodadura comprende una serie de entalladuras (huecos) y resaltes. Las entalladuras, practicadas en la masa de caucho de la banda de rodadura, componen el cojunto de los huecos (estrías, hendiduras, cortes, ranuras, muescas) existentes en todos los neumáticos de tipo normal; deben exceptuarse los neumáticos especiales con banda de rodadura lisa utilizados en las competiciones celebradas en determinados circuitos automovilísticos y en particulares condiciones climatológicas. La principales funciones de las estrías y hendiduras son las siguientes:

- aligerar y garantizar la debida flexibilidad de la banda de rodadura, permitiendo una eficaz adherencia al pavimento, tanto en sentido longitudinal como transversal;

- permitir, en caso de lluvia, el paso hacia el exterior del volumen de agua que, durante el movimiento, penetra por debajo de la zona de apoyo (*aquaplaning), y

- facilitar la dispersión del calor acumulado en el interior de la banda de rodadura en rotación.

Las dimensiones y el perfil de estas entalladuras difieren sensiblemente de un tipo de banda a otro y según el tamaño del neumático. En los neumáticos normales se tienen generalmente una amplitud de 3-10 mm y una profundidad de 6-11 mm.

El perfil de U de las entalladuras, con paredes convergentes hacia el fondo, dificulta la introducción de pequeños cuerpos extraños en las oquedades y facilita su expulsión por efecto de la fuerza centrífuga.

Bordeando las entalladuras se encuentran los resaltes (tacos, barras, laminillas, rebordes), que constituyen las partes macizas de la banda de rodadura. Pueden hallarse dispuestos de modo:

- continuo: rectilíneo tortuoso (en zigzag), caso en el cual se presentan como un «cordón» dispuesto a todo lo largo del perímetro de la banda, o

— Intermitente: en forma de tacos y barras (éstas también como sectores en zigzag).

Por mediación de los resaltes se transmiten al pavimento: la carga ejercida sobre el neumático, la fuerza motriz, los esfuerzos de frenado y los vientos laterales; por tanto, para la calificación de una banda de rodadura son importantes las siguientes características: tipo, número, forma y distribución de los resaltes, así como inclinación de su eje principal con respecto al plano medio del neumático.

Las normas de los diversos países establecen la profundidad mínima de los resaltes en todo el perímetro de la banda de rodadura. Para advertir al automovilista que se está aproximando a dicho límite, en algunos países la ley impone el empleo de los llamados indicadores de desgaste; éstos suelen consistir en unos relieves de caucho (de aproximadamente 1,6 mm de altura y 5-15 mm de anchura), situados en el fondo de las hendiduras y dispuestos transversalmente a la banda de rodadura, en número variable según las dimensiones del neumático. Dichos relieves se hacen fácilmente visibles cuando el desgaste llega a reducir la profundidad de las hendiduras a aproximadamente 1,6 mm (para límites de desgaste de 1 mm), ya que entonces los indicadores aparecen en forma de fajas continuas de caucho que van de un hombro al otro de la banda de rodadura.

Las muescas practicadas sobre los resaltes, de una profundidad aproximadamente igual a la de las entalladuras, originan a su vez unos resaltes estrechos denominados laminillas. Estas, al abrirse por efecto de los esfuerzos tangenciales a la superficie de la banda de rodadura, dentro de la superficie de la huella (zona de apoyo), limpian la porción correspondiente de la carretera de agua y fango, contribuyendo, por tanto, a mejorar la adherencia de las ruedas a los pavimentos resbaladizos.

En los neumáticos con banda de rodadura invernal el dibujo se caracteriza por entalladuras anchas y profundas, y resaltes prominentes. La superficie total de los huecos puede igualar y aun superar la de los resaltes (en cambio, en los neumáticos no invernales la superficie de estos últimos es notablemente superior, hasta 4 veces mayor o aun más extensa). Al utilizar la banda de rodadura de diseño invernal se trata de lograr los siguientes fines:

- facilitar la descarga de la nieve, que tiende a introducirse y comprimirse en las entalladuras, y

- garantizar un buen agarre sobre la nieve recién caída o poco compacta, gracias a la penetración de los resaltes en la capa nivosa.

Esta propiedad del agarre al suelo de las bandas de rodadura invernales hace que los neumáticos homónimos puedan substituir normalmente a las cadenas para nieve, salvo lo dispuesto en contrario por las autoridades correspondientes; cabe destacar que, asimismo, numerosos neumáticos radiales, de tipo normal, se hallan permitidos para conducir sobre terreno nevado. En algunos tipos de bandas de rodadura invernales pueden ponerse clavos para el rodaje sobre carreteras heladas. Tanto el diámetro como la profundidad de los alvéolos para los clavos depende del espesor de la banda de rodadura, así como del diámetro y longitud de los clavos. Por ejemplo, para los neumáticos con banda de rodadura invernal de estructura radial el diámetro será de 2-2,5 mm (para clavos de 8-9 mm de diámetro) y la profundidad de 9-11 mm (para clavos de una longitud total de 10-13 mm).

La regularidad o irregularidad del desgaste de la banda de rodadura constituye una indicación de la utilización correcta o incorrecta del neumático, respectivamente. Por ello se aconseja comprobar periódicamente el aspecto que presenta la banda de rodadura, ya que de esta comprobación visual pueden deducirse, en caso de rendimiento poco satisfactorio, las causas que lo han provocado, y ponerle remedio.

¿Te ha sido útil esta definición?

Regálanos un +1, haz click en "Me gusta" o Tuitéalo!

¿No es lo que buscabas? Envíanos tu sugerencia o consulta. Enviar sugerencia

Etiquetas: b
  10502

Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Aceptar